News | Communication Services, 360-902-6799 - PublicAffairs@Lni.wa.gov

Washington aumenta las protecciones contra el calor y el humo de los incendios forestales para los trabajadores al aire libre este verano

1 de junio de 2022

#22-016

TUMWATER — Desde el 15 de junio hasta fines de septiembre, los empleadores en Washington estarán obligados a monitorear la temperatura y la calidad del aire, para tomar medidas con el fin de proteger a los trabajadores de los peligros del calor y el humo y brindar capacitación e información, entre otras cosas.

Hoy, el Departamento de Labor e Industrias (L&I, por sus siglas en inglés) presentó reglas de emergencia sobre la exposición al calor al aire libre y el humo de los incendios forestales para proteger a los trabajadores agrícolas y de la construcción, techadores, mantenimiento de carreteras y cualquier persona que trabaje al aire libre. Las reglas están diseñadas para ayudar a mantener seguros a los trabajadores este verano mientras L&I continúa desarrollando reglas permanentes para abordar los peligros graves que presenta el calor extremo y la exposición al humo de los incendios forestales.

"La ola de calor sin precedentes del verano pasado subrayó la importancia de proteger a los trabajadores al aire libre", dijo Craig Blackwood, subdirector de L&I para la División de Seguridad y Salud Ocupacional. "Agregue el humo de incendios forestales cada vez más frecuentes y devastadores, un peligro comprobado, y es una receta para peligro cada verano."

Reglas de exposición al calor exterior

Cuando las temperaturas son de 89 grados o más, la regla de calor de emergencia combinadas con las reglas existentes requiere que los empleadores:

  • Provean suficiente agua que está fresca, bastante fría para que cada empleado pueda beber por lo menos un cuarto de galón por hora;
  • Provean áreas con sombra lo suficientemente grandes para los trabajadores y cerca de ellos;
  • Animen y permitan que los trabajadores tomen descansos preventivos pagados para refrescarse según sea necesario; y,
  • Requieran un descanso pagado de 10 minutos para refrescarse cada dos horas.

Las reglas existentes ya requieren el acceso inmediato a por lo menos un cuarto de galón de agua potable por trabajador cada hora, un programa de seguridad para la exposición al calor al aire libre con capacitación y entre otras medidas, un plan de respuesta para que los trabajadores reciban tratamiento inmediato si experimentan señales de enfermedades causadas por el calor. 

Según el tipo de ropa que llevan los trabajadores, la temperatura a la que se aplican los requisitos puede ser incluso más baja. Los empleadores pueden sustituir la sombra por otros medios para bajar la temperatura corporal, como una cabina con aire acondicionado o una estación de nebulización. Los empleadores tienen que monitorear las temperaturas y contar con un sistema, por ejemplo, un "sistema de compañeros" (un método de trabajo en el que dos compañeros trabajan juntos ayudándose y supervisándose unos a otros), contacto regular por teléfono o radio, u otro método efectivo para detectar señales de enfermedades relacionadas con el calor. Si hay señales de enfermedad, los empleadores tienen que relevar a los trabajadores de sus tareas, proveer sombra u otros medios para refrescarse y determinar si se necesita atención médica.

El sitio web de L&I, tenga cuidado con el calor, tiene información completa sobre los requisitos y pasos adicionales que los empleadores y trabajadores pueden tomar para prevenir enfermedades relacionadas con el calor. 

Reglas de humo de incendios forestales

El humo de los incendios forestales contiene partículas finas que pueden llegar a las partes más profundas de los pulmones y causar graves problemas de salud. La regla de emergencia de L&I requiere que los empleadores controlen la calidad del aire y tomen medidas cuando los trabajadores al aire libre estén expuestos al humo de incendios forestales y el índice de calidad del aire (AQI, por su sigla en inglés) sea de 101 o más. Se requieren algunas medidas con un AQI de 69. 

Cuando los trabajadores muestran señales de lesiones o enfermedades relacionadas con el humo, los empleadores deben monitorearlos para determinar si se necesita atención médica y no impedir que los trabajadores busquen tratamiento médico.

Si el AQI es de 69 o más, se recomienda que los empleadores tomen pasos para reducir la exposición de sus trabajadores al humo, por ejemplo:

  • Reducir, reprogramar o reubicar el trabajo;
  • Proporcionar edificios o vehículos cerrados donde el aire esté filtrado; y,
  • Reducir la intensidad del trabajo o aumentar los períodos de descanso.

Cuando el AQI es de 101 o más, se debe tomar medidas para limitar la exposición de los trabajadores al humo cuando sea posible. 

En un AQI de 69 o superior, los empleadores tienen que proporcionar respiradores sin costo para los trabajadores y éstos pueden usar protección respiratoria si desean. En un AQI de 101, los empleadores deben proporcionar respiradores para uso voluntario, un aumento en la protección de la regla de humo de incendios forestales del año pasado. 

Los empleados deben recibir y están obligados a usar respiradores protectores cuando las partículas del humo de los incendios forestales midan en 555 microgramos por metro cúbico (μg/m3) o más, un nivel extremadamente peligroso y raro que está más allá de la parte superior de la escala del AQI de 500.

L&I también recomienda que los empleadores tomen medidas para reducir la exposición de los empleados al aire peligroso a niveles de AQI aún más bajos, especialmente para grupos sensibles, incluidos aquellos con asma u otras afecciones pulmonares. 

Hay detalles adicionales disponibles en el sitio web de L&I sobre el humo de incendios forestales (en inglés solamente).

Planificación y Capacitación de los trabajadores

Los empleadores tienen que desarrollar e implementar un plan por escrito de prevención al humo de los incendios forestales y la exposición al calor exterior en su Plan de prevención de accidentes. También deben capacitar a los trabajadores sobre los peligros, pasos de mitigación y planes para responder a los problemas antes de trabajar en el calor o en el humo de los incendios forestales. 

Desarrollo de reglas permanentes

L&I está desarrollando reglas permanentes para la exposición al calor y al humo de los incendios forestales y ha presentado los resultados de la investigación sobre los efectos del humo y el calor en la salud de las partes interesadas. L&I también ha encuestado a los empleadores y empleados sobre sus experiencias con las reglas de emergencia de 2021 y continúa realizando reuniones públicas con las partes interesadas para obtener más comentarios sobre el proyecto de texto de las reglas permanentes.

Hay más información sobre el desarrollo de reglas permanentes en la página Proceso de elaboración de reglas (en inglés solamente) de L&I.

###

Para información de medios: Dina Lorraine, L&I Public Affairs, 360-972-4868
Sala de prensa de L&I: Vea el último comunicado de prensahttps://lni.wa.gov/news-events (en inglés solamente)
Conéctese con L&I: Facebook (facebook.com/laborandindustries) y Twitter (twitter.com/lniwa)

End of main content, page footer follows.

Access Washington en Español

© Depto. de Labor e Industrias del estado de Washington. El uso de este sitio del Internet está sujeto a las leyes del estado de Washington.